No llego a todo

No llego a todo. Esta es mi sensación del último mes. Los proyectos, tanto personales como profesionales, no paran de llegar, lo cual, por una parte, es bueno; cuanto más trabajo, mejor, claro está. Pero la consecuencia es que algunas cosas se retrasan, como el curso gratuito online sobre cómo escribir en internet que os prometí el mes pasado.

nollego

El curso saldrá, eso seguro, pero ya no será en octubre, como era mi intención, sino en noviembre —lo prometo, de noviembre no pasa—. Y algún día conseguiré también actualizar el blog con un post más decente que este. Mientras, seguiré corriendo de un lado a otro como pollo sin cabeza y robaré horas al sueño para intentar sacar adelante todos los proyectos.

Al menos, ver polvorones y turrón en el súper me recuerdan que las navidades están a la vuelta de la esquina y podré cogerme unos días libres. Si el que no se consuela, es porque no quiere…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *